Fitz-James O’Brian

Fitz-James O’Brien (de verdadero nombre Michael O’Brien) fue un poeta y escritor irlandés nacido el 31 de diciembre de 1828, quien incursionó en los géneros del terror y la fantasía y es considerado un precursor de la ciencia ficción. Su muerte a los 33 años truncó su prometedora carrera literaria en el género fantástico, lo cual podría explicar en parte lo poco conocido que es este autor en la actualidad, a pesar de que su obra es de las primeras en abordar lo que posteriormente se llamaría ciencia ficción y fuera elogiada por el escritor H. P. Lovecraft en su ensayo El Horror Sobrenatural en la Literatura.


Nacido en el condado de Cork, en Irlanda, cursó sus estudios en la Universidad de Dublín, tras lo cual se trasladó a Londres. En 1852 viaja a los Estados Unidos y cambia su nombre a Fitz-James.


Su primera publicación importante fue en la revista Harper’s Magazine, con un escrito científico y filosófico titulado Las Dos Calaveras. En 1856 logra que un par de sus poemas sean publicados en la colección The Ballads of Ireland. Así es como su obra, tanto en prosa como en verso, aparece posteriormente en la prensa y otras revistas especializadas.



En cuanto a su vida personal, fue reconocido en las fiestas y veladas de la ciudad de Nueva York por ser el “alma de las fiestas” y por su vida bohemia (algo que ya había dejado entrever durante su estancia en Londres, donde gastó una cuantiosa herencia en dos años).

En 1861 se alista en el ejército para participar en la Guerra de Secesión, donde destaca en combate y alcanza el grado de Capitán. Es en esta guerra donde recibe una herida de bala en el brazo que, infectada por el tétanos, lo lleva una muerte temprana a la edad de 33 años, el 6 de abril de 1862.


Es un escritor cuya vida y obra tiene ciertos paralelismos con otro autor del género de terror: Ambrose Bierce; ambos incursionaron tanto en la prosa como en el verso y en el género fantástico, su obra apareció en la prensa, destacaron por su ingenio y actitud bohemia y dispersa, y se alistaron en el ejército durante la guerra civil.


Entre sus cuentos destacan La Lente de Diamante y ¿Qué Fue Eso? En el primero, un científico logra fabricar un microscopio con el cual es capaz de vislumbrar todo un mundo microcósmico, un mundo que nadie más puede ver y por el cual empieza a sentir más y más simpatía. El segundo relato, considerado precursor de historias como El Horla, de Guy de Maupassant, y La Cosa Maldita, del citado Ambrose Bierce, relata las desesperantes horas de miedo e incertidumbre por parte de un grupo de huéspedes tras el encuentro y captura de una inexplicable entidad invisible.



El escritor de horror H. P. Lovecraft, en su ensayo El Horror Sobrenatural en la Literatura, lo considera uno de los primeros discípulos de Edgar Allan Poe y dice sobre él: “Fue él quien escribió “¿Qué fue eso?”, el primer cuento de valor literario acerca de una criatura tangible a la que nadie puede ver, y prototipo del Horla de Maupassant; O' Brien fue también el creador del inimitable cuento "La lente de diamante", en donde un joven microscopista descubre a una ninfa en el mundo infinitesimal de una gota de agua, y se enamora de ella. Aunque su genio no era, estrictamente hablando, de la misma cualidad titánica que caracterizaba a Poe y Hawthorne, la temprana muerte de O'Brien indudablemente nos privó de algunos cuentos magistrales de extrañeza y terror”.



Otros cuentos destacables de Fitz-James O’Brian son: El Forjador de Milagros, La Visión del Mundo, El Cuarto Perdido, El Lingote de Oro, El Chico que Amaba una Tumba y Una Pesadilla Árabe.


-Philip Ashton Brown.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo