UMBRARUM HIC LOCUS EST

Fritz Lieber: heredero de Lovecraft



Fritz Leiber (1910-1992) vivió, al igual que Bram Stocker, rodeado de la majestuosa influencia del teatro, ya que sus padres (shakesperianos) se dedicaban al arte tras bambalinas. La actuación, el ajedrez y la esgrima, también formarían parte importante de sus ocupaciones en sus años juveniles. Pero lo que aquí nos interesa, es su creación literaria, ya que Leiber forma parte del llamado “Círculo de Lovecraft”, junto con Robert Bloch, August Derleth, Robert E. Howard, Clark Ashton Smith, Robert H. Barlow, Henry Kuttner, Donald Wandrei y Frank Belknap Long, entre otros.

Ganador de premios como el Nebula y el Hugo, su obra abarca géneros como la ciencia ficción, el horror y la fantasía. Cómo no recordar las fabulosas aventuras de Fafhrd y el Ratonero Gris, de donde surgiría el juego de rol Calabozos y Dragones. H.P. Lovecraft y Robert Graves son parte de los escritores que más influenciaron a Leiber en su primera etapa, ya que a partir de los años cincuenta, el filósofo Carl Jung impactaría a Fritz, con sus conceptos de “ánima” y “sombra”. Lugar especial, tiene Thomas De Quincey, que con su Suspiria profundis, estableció las bases para la tremenda novela de Leiber: Nuestra Señora de las Tinieblas.


S.T. Joshi, una de las autoridades académicas sobre Lovecraft en la actualidad, dedica un capítulo entero de su obra The evolution of the weird tale (1), a analizar la gran influencia del prisionero de Providence en Fritz Leiber. En la sección “Pasando la antorcha: H.P. Lovecraft y Fritz Leiber”, Joshi afirma que “Leiber es claramente prominente, y es quizás, el único escritor del Círculo de Lovecraft que puede realmente ser comparado con el mismo Lovecraft en cuanto a estatura literaria” (Traducción propia).


Fritz Leiber no se atrevió a hacer contacto directo con Lovecarft, fue gracias a su esposa que comenzaron a cartearse. Una breve pero intensa comunicación epistolar de 1936 a 1937, marcaría para siempre a Leiber. Sobre esta influencia literaria de H.P. Lovecraft, Joshi cita a Leiber, co