Call of Cthulhu: The Card Game

Los juegos de cartas han evolucionado mucho a través del tiempo, desde la humilde baraja que todo mundo conoce hasta las más de quince mil cartas diferentes en Magic: The Gathering.


Call of Cthulhu: The Card Game se encuentra en un punto medio entre ambos extremos. Definido como un “Living Card Game”, la mecánica es muy parecida a un juego de cartas estilo Magic, pero con la diferencia que tú sabes exactamente qué cartas se están comprando en las múltiples expansiones en lugar de que salgan a la suerte.


Dos jugadores se sumergirán en el mundo de H.P. Lovecraft con el objetivo de completar cartas de historia que ambos toman de la misma baraja. Esto lo realizarán utilizando personajes que con sus distintas características, pueden ser idóneos o no para enfrentarse a eventos espeluznantes o bestias indescriptibles.


En el juego, cada carta tiene una función principal, ya sea un personaje, una acción o un soporte. Además de eso, funcionan como recursos para completar acciones de otras cartas. Elegir las apropiadas y su flexibilidad al momento de tenerlas en la mano es parte de la estrategia del juego.


Cada jugador puede personalizar su baraja utilizando alguna de las ocho facciones como La Agencia, La Universidad Miskatonic, El Sindicato o los mythos que incluyen a mismísimo Cthulhu o Hastur. Esto hace que cada experiencia de juego sea diferente a las anteriores, dándole un nuevo aire a cada partida.


¿Qué haría cuando las cartas en tu mano contienen el poder de invocar dioses antiguos? ¿Cómo aprovechar esa carta especial que permite destruir al oponente pero aún no se tiene el recurso apropiado? Esas y muchas más son decisiones básicas en Call of Cthulhu: The Card Game.


- José Talamantes



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo