E. Rampo

“Japanese tales of Mistery and Imagination”

Edogawa Rampo

Tuttle Publishing, Japón, 2012


A pesar de ser una figura legendaria en Japón, Hirai Taro, mejor conocido para la posteridad como Edogawa Rampo no es muy conocido por estas latitudes ¡y vaya que debería serlo! Hagan de cuenta que es una especie de Edgar Allan Poe nipón, escritor que por otro lado fue su inspiración hasta el punto que decidió tomar prestado su nombre como seudónimo, jeje “Edogawa Rampo” se supone que es la pronunciación japonesa de “Edgar Allan Poe”… si no me creen, repítanlo varias veces seguidas en voz alta ;)


El caso es que, como les decía, Edogawa es una leyenda en Japón, es incluso más popular y conocido que el mismo Edgar Allan Poe. Esta colección de relatos fue impresa originalmente en 1956 y fue la primera vez que su obra era traducida al inglés (actualmente también existen varias ediciones en español). Incluye 9 de sus mejores relatos y debo decir que, si en estos días son impactantes para un lector occidental primerizo en su momento deben de haber sido todo un parangón en el mundo de las letras. En lo personal me mantuvo fascinado durante su lectura de principio a fin.


Estructuralmente, los relatos pueden dividirse en relatos de “misterio” y relatos de “imaginación”. Probablemente los denominados relatos de “Misterio” sean los más accesibles para cualquier lector, ya que abordan hasta cierto punto, temas comunes en las historias de éste tipo, ya saben, la obsesión con el homicidio perfecto, la crueldad del ser humano para con sus semejantes, etcétera, como sea hay algo en la forma en como Edogawa Rampo las aborda que las hace muy disfrutables. Pero eso no es nada comparado con las maravillas que encierran sus historias de "imaginación". ¡Válgame el dios! En varias ocasiones tuve que contener el aliento ante lo que leía, y fue solo por el inmenso morbo (si, así tal cual: morbo, rayando en la excitación sexual, jeje) me impidió parar hasta no terminar lo que estaba leyendo. Y como sea, después de terminar aún tuve que dejar pasar un poco de tiempo para poder recuperarme del trance en el que me había sumergido…


No es solo el exotismo que puede evocar en un lector occidental el sello "japonés" que tiene impreso su obra, no, creo que es algo que va mucho más allá. Este tipo dominaba su arte de un modo tan completo que se permitía jugar no solo con sus personajes, sino que también hacía como le daba su gana a sus lectores, envolviéndolos en sus triquiñuelas como si de un gato jugando con su presa se tratase... ¡Y francamente se agradece que existan (o hayan existido) escritores con tal fortaleza en sus textos!


¡A ver cómo le hacen, pero necesitan leerlo! Aquí les dejo una probadita para que se animen, se trata de "La butaca humana", relato que recién revisamos en la pasada reunión del Círculo, y el que salió mejor valorado de todos los que revisamos:

Click


Iä! Iä! Cthulhu fhtagn!


-Elso Goth

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo