El Fantasma en el espejo

"El Fantasma en el espejo", obra teatral.


Después de completar temporada en escenarios del centro del país, los pasados días 10 y 11 de marzo se presentó en la ciudad de Monterrey, N.L. (con llenos totales en todas las funciones), la obra de teatro "El Fantasma en el espejo", basada en la novela de Susan Hill de 1992, "The mist in the mirror". La obra es protagonizada por Juan Diego Covarrubias y Pablo Valentín, bajo la dirección de Fernando Canek, y producida por Jorge y Pedro Ortiz de Pinedo. Al no ser algo común que lleguen a la localidad obras de horror, decidí darle una oportunidad y atender alguna de las funciones.


La obra narra las incidencias en la vida de James Monmouth, un inglés que toda su vida ha vivido fuera del país, y su obsesión por seguir la pista de Conrad Vane, un famoso viajero a quien admira. Por este motivo llega a Inglaterra, buscando más información acerca de su héroe, desafortunadamente para él, se encuentra con un terrible misterio que amenaza con sumirlo en el más terrible de los infortunios si no logra dar con las claves para desentrañarlo a tiempo.


La historia es de la misma autora de la novela "La dama de negro", que ha sido llevado a los escenarios con buenos resultados en diversos escenarios del mundo, y que a su vez, sirvió de base para dos adaptaciones cinematográficas, la última producida por la legendaria casa productora Hammer y protagonizada por Daniel Radcliffe, en el 2012.

Hay que decir que no es una historia demasiado original en su planteamiento, ya que recurre a muchos tópicos de la literatura gótica, sin embargo, siendo teatro, bien podía haberse logrado algo interesante partiendo de ahí.


A nivel de producción, es una obra muy bien lograda. El trabajo actoral es decente, pero creo que es la cuestión de la escenografía y los recursos multimedia empleados los que le confieren una dimensión muy interesante a la puesta. El diseño e audio es muy bueno y el manejo en general de la iluminación es muy destacable también. La obra dura aproximadamente dos horas y está dividida en dos actos solamente.


Creo que es una buena opción de entretenimiento si no se asiste con muchas expectativas o si no se es un fanático muy acérrimo del horror. Para una persona promedio, sin duda constituirá un buen entretenimiento y no dudo mucho que obtengan algunos sustos genuinos, pero para alguien más curtido en estas lides sin duda va a ser un poco decepcionante. Esto porque, como ya dije, no se trata de una historia muy innovadora que digamos, y segundo, ¡porque el libreto es pésimo!


Entiendo que una forma de reforzar el impacto de una escena particularmente terrorífica es antecedíendola por alguna situación cómica o ligera que relaje un poco la tensión, lo cual, bien manejado resulta muy efectivo tanto en el cine como en el teatro, pero en el caso de "El fantasma en el espejo", parece que la mayor preocupación de los productores fue poner en el libreto tantos chistes como les fuera posible, y recurrir al sobado y burdo recurso del "susto de pastelazo" para impresionar al público. Y dado que en el teatro lo que cuenta es el libreto y las actuaciones, pues...


En lo personal considero que cualquier obra que sea de "terror" que termine con risas por parte del público asistente es un fracaso. Así que, como ya dije, no la recomendaría si están buscando algo serio, sin embargo, como divertimento ligero, puede pasar.


La obra estará de gira por diversas ciudades del país. ¡Advertidos están!

Iä! Iä! Cthulhu fhtagn!


-Un Shoggoth tras bambalinas.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo