Incarnate

¿Cuantas películas han tratado de emular a “El Exorcista?


En los últimos años, algunos directores han mostrado con sus películas lo que NO se debe hacer si estás intentando parecerte a "El Exorcista". Por mencionar algunos está la terrible (y pésimamente realizada) “The Vatican Tapes” o la aburrida “The Last Exorcism”, de la cual se atrevieron a hacer secuela. Para mí la mas decepcionantes ha sido “The Rite”, ya que es quizá una de las mas claras muestras de como puedes desperdiciar a un gran actor como lo es Hopkins y una buena idea como lo es un exorcismo, con una lamentable dirección (no cabe duda los productores tiraron el dinero a la basura).


Para ponernos en sintonía con el tema de exorcismos y en honor al gran libro de William Blatty que éste mes nos toca discutir, vamos a analizar una de las mejores aportaciones al género de los “endemoniados” que hemos tenido en los últimos años. Se trata de “Incarnate”, dirigida por Brad Payton y escrita por Ronnie Christensen, quien ha creado bodrios como “Dark Tide” de Halle Berry, o la interesante “Passengers” protagonizada por Anne Hathaway. El caso es que en ésta ocasión, el guionista decidió incursionar en el género de terror, pero de un manera mas orientada hacia el SCI/FI.


“Incarnate” es la historia del Dr. Ember, protagonizado por Aron Eckhart (“Thanks for smoking”-”The Dark Knight”), quien tiene la habilidad de entrar en las mentes de pacientes poseídos por demonios y expulsarlos del cuerpo invadido, sin embargo el proceso es peligroso y su vida es arriesgada cada vez que entra en el subconsciente endemoniado de alguien. Por lo cual es auxiliado por dos ayudantes, un chico y una chica punk que no encajan con la imagen tradicional de estudiantes de ciencias.


El Dr. Ember perdió a su mujer e hijo en un accidente automovilistico causado por un demonio, y desde entonces ha quedado inválido y deprimido. Por eso cuando la sexy representante del Vaticano “Camila” lo contacta pidiendo su ayuda para exorcizar a un niño, Ember no se muestra entusiasta ya que no quiere ningún negocio con la Iglesia. Sin embargo al enterarse de que el demonio que está haciéndole pasar un mal rato al pequeño Cameron y a su madre puede tener algo que ver con la muerte de su esposa, decide sumarse a la lucha por expulsar al terrorífico “parásito” (como el los llama), desatando la mas dura lucha en su carrera... ¿Podrá el Dr. Ember sobrevivir y desalojar al demonio posesionario?


La premisa es la misma que se ha tocado en muchas historias de exorcismos, pero el personaje principal hace claro incapié en que los demonios no son seres provenientes del infierno común creado por la Iglesia Católica, sino seres parasitarios que se alimentan de la energía mental de las personas obligandolas a obedecer sus órdenes, y los exorcismos y rezos no sirven de nada ya que los casos de posesiones se deben tratar de una manera científica.


Incarnate no pretende revolucionar el género de posesiones, sin embargo logra darle una inyección de originalidad moderna, utilizando elementos de películas de ciencia ficción como “Inception” y otras de horror como “Insidious”. Es precisamente el tipo de guión que se podría esperar de un escritor que creció influenciado por las películas y los libros de la generación X, y podemos afirmar que su carrera -si se mantiene en el lado correcto del horror- está por despegar.


Hay que mencionar también que las actuaciones son creibles, por ejemplo Cameron, protagonizado por David Mazouz quien a su corta edad ha tenido encuentros con el lado oscuro del cine en “The Darkness” y la serie “Gotham” realiza un buen papel de poseído digno de Linda Blair, lo cual es difícil de alcanzar para un joven actor -sin resultar traumatizado-.


Les recomiendo que vean Incarnate y comenten sus opiniones, y tengan cuidado, no se les vaya a meter el diablo por andar viendo películas de terror


-El Dumpstero-

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo