Mansions of Madness

“No podía negar que la influencia de la vieja casa era nociva, pero los restos de su morboso interés inicial lo retenían allí. Se dijo que las fantasías nocturnas se debían sólo a la fiebre, y que cuando desapareciera se vería libre de las monstruosas visiones. No obstante, aquellas apariciones tenían una absorbente vivacidad y resultaban tan convincentes, que siempre que despertaba conservaba una vaga sensación de haber padecido mucho más de lo que recordaba.” Los sueños en la casa de la bruja, H.P. Lovecraft.


Las mansiones encantadas y las investigaciones sobrenaturales han sido un tema recurrente en la ficción de horror, pero, ¿cómo trasladar esa experiencia de los protagonistas al público? Allí entran los juegos de mesa y uno de los mejores intentos de lograr esa meta es Mansions of Madness.


La primera edición de este juego, lanzada en el 2011, enfrentaba un grupo de jugadores como investigadores en contra de un jugador que hacía de la entidad sobrenatural enemiga dependiendo del escenario. El tablero está formado por los diferentes cuartos, pisos y pasillos de la mansión, otra vez, dependiendo del escenario. Los jugadores tienen figuras detalladas representando a sus personajes y su posición en la mansión, así como también las figuras de las distintas creaturas que enfrentarán. Dependiendo de las distintas acciones a realizar o a las pruebas a las que se enfrenten, los jugadores deberán tirar la cantidad de dados que su personaje indique según la prueba.


Esto causaba algunos dolores de cabeza, cuando un jugador experimentado tenía todas las de ganar al ser el enemigo. Esto cambió en el 2016, cuando la tecnología llegó a los juegos de mesa en forma de una aplicación que se convirtió en el “master” del juego, guiando a los jugadores hacia su perdición… digo, hacia un rato de diversión.


Ahora, el juego se convierte en algo totalmente cooperativo, donde todos los jugadores ganan o pierden contra la entidad tecnológica que guiará su juego. En esto, Mansions of Madness captura perfectamente ese sentimiento de enfrentarse a lo desconocido que permea en los escritos de Lovecraft, sumergiéndose en la aventura de estar a merced de una entidad incomprensible formada por ceros y unos en un ambiente semi-físico.


Incluso, existe la oportunidad de jugar una campaña completa formada por varias partidas para seguir una historia y averiguar el horrible destino de los personajes. Una experiencia memorable.


Todo esto en una caja… y una tablet.


- José Talamantes



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo