Notas de Castle Rock: Carrie

En esta época, la historia se antoja tan familiar que pocos se atreven a decir que no la conocen.


Una chica sufre de acoso escolar por algunas compañeras, y es mayormente ignorada por el resto del liceo. En su casa, tiene que soportar el abuso verbal de sus padres, y sumirse en una profunda soledad que seguramente se convertirá en una severa depresión. Es algo horrendo que algunas personas tienen que vivir diariamente, y algunos de nosotros conocemos de primera, o al menos de segunda mano. Una historia muy trillada.

Solo que, esta historia fue publicada en 1974.


Claro, en casi cada ocasión el desenlace es más agradable que lo que nos mostró Stephen Edwyn King en su primera novela publicada y uno de los libros mas polémicos en su bibliografía: Carrie.


La historia de Carrietta White comenzó en la época en la que el graduado de la Universidad de Maine aún vivía en un tráiler, y escribía con una máquina de escribir prestada. La idea original la tomo de un reto, cuando se le acusó de ser machista y de no ser capaz de escribir una historia desde el punto de vista de una mujer. Famosamente, Stephen escribió las primera paginas (originalmente sería una historia corta), lo detesto y las tiro a la basura. Su esposa Tabitha King las recupero y lo convenció de ayudarle a escribir desde el punto de vista de una chica adolescente.


Esta novela marco el inicio de una de las carreras más lucrativas en el panorama de la literatura del terror, pero también marco el principio de la lucha de Stephen King contra la censura, uno de los temas menos tocados en lo que comprende la vasta herencia literaria del oriundo de Portland. Stephen es famoso por no profundizar en el hecho (hay muchas declaraciones que ha dado respecto a la censura de la que es víctima, pero en comparación con las veces que se propone prohibir uno de sus libros en bibliotecas públicas, casi no le pone atención), y siempre sale a relucir el tema de su novela RAGE. Pero a diferencia de esta, Carrie sufrió un intento de prohibición en escuelas de Nevada, Vermont, Iowa, New York, Pennsylvania y North Dakota, en diferentes décadas. La verdad de RAGE es que el mismo autor la retiro de circulación.


La historia es simple, pero bien contada. Una chica aplastada por las exageradísimas creencias religiosas de su madre, y que sufre las penas de la pre-adolescencia (aumentadas por la ignorancia en la cual el fanatismo religioso de su madre la tiene sumida), descubre que tiene habilidades extrasensoriales, como telequinesis y telepatía, después de una humillación particularmente dolorosa. La chica despierta la lastima de una compañera, la cual intenta ayudarla, pero su plan sale mal y Carrie, ahora con mejor comprensión de sus habilidades, tiene todas las herramientas para cobrar venganza.


El libro no es exactamente lineal. De hecho, la manera quebrada en la que se narra es un uno de los puntos altos de la novela. Pasa de tercera persona, a material ficticio de anotaciones y extractos, que se contraponen al tema sobrenatural de la historia, dándole el toque necesario de realismo. El paso extraño de la novela, esconde el tema central de la historia, que es la tragedia de la vida de Carrieta, no el horror que llevara a cabo, o el misterio de donde vienen esas anotaciones (y a donde van).


Carrie represento un éxito increíble para la literatura de horror, vendiendo 1 millón de copias de la edición de bolsillo solo en 1975, y en 1976, se estrenó una película basada en la novela, protagonizada por Sissy Spacek y dirigida por Brian De Palma. Esta película engendro una secuela (de la cual nadie tiene tiempo de hablar) y 2 remakes, uno para televisión en 2002, protagonizado por Angela Bettis y dirigido por David Carson (este no fue bien recibido, a excepción de la actuación de Angela Bettis) y uno de 2013, protagonizado por Chloe Grace Moretz y dirigido por Kimberly Pierce, el cual perdió mucho del tema central en la adaptación al nuevo milenio.


Lo que la adaptación del 2013 perdió, y que en realidad no podemos ver en ninguna de las adaptaciones es que Carrie no tenía salida. Su vida estaba sellada desde el momento en que su madre le negó la educación básica sobre su propio cuerpo y eso no iba a cambiar. Solo se podía perpetuar el ciclo, o se podía terminar de tajo. Carrie nunca tuvo una oportunidad y la visión pesimista de la novela de Stephen King, es simplemente el mejor escenario posible para una vida condenada al desastre. En una escena particularmente cruel, al principio de la novela, Carrie empieza a examinarse y se da cuenta por un momento que no tiene muchas excusas para ser como es. Ella está consciente de que su madre la oprime y le causa un mal con su influencia. Pero no es lo suficientemente valiente para enfrentarla de manera saludable, porque no conoce un enfrentamiento saludable. Carrie no es exactamente ignorante pero si carece de auto confianza. Principalmente, porque nadie confía en ella. La tragedia, hábilmente escondida en la narrativa, nos hace pensar que un Stephen King más experimentado (digamos, el que escribió Mr. Mercedes) hubiera hecho maravillas con la idea principal, pero hay poco que se le pueda pedir a un debutante que King no haya logrado con Carrie.


A través de la tragedia de Carrie, King pavimento un camino que lo conduciría directamente a la gloria.


Por: Javo Monzón

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo