R. L. Stevenson

Cuando era pequeño, sentía una fascinación por los monstruos. Me gustaba ver películas de vampiros, de hombres lobo y esas criaturas que rondan por la noche, como parte de la siniestra galería del genero del horror. Pero después de un tiempo (y la verdad no recuerdo donde, me imagino que en aquella caricatura de la Warner Brothers) me encontré con un concepto de un monstruo que me llamó la atención y que en realidad nunca me he podido sacar de la cabeza: El Dr. Jeckyll.


El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, es una novela de R.L. Stevenson, que toca el tema del horror interno (un tema que me fascina y del cual me declaro ferviente seguidor). Ha sido adaptada en repetidas ocasiones y el Dr. Jeckyll es, sin duda, parte integral del horror en la cultura popular.


La historia trata sobre el Dr. Henry Jeckyll, un hombre educado, propio y correcto, un miembro prominente de la comunidad. Resulta que al buen Dr, le gustan ciertos vicios que no son bien vistos por la sociedad y las buenas costumbres. Jeckyll, encuentra la manera de hacer un suero, el cual, tiene la capacidad de convertirlo en otra persona, Mr. Edward Hyde. Hyde se podría decir que es lo opuesto de Jeckyll: es una persona que solo piensa en sí misma, y que no tiene mayor interés que satisfacer sus gustos.

El Doctor puede controlar cuando se convierte en Hyde, por medio del suero, pero llega el momento en que Hyde toma el control, sin consentimiento del Doctor, y las cosas se complican. Cada vez le cuesta mas trabajo a Jeckyll proporcionar explicaciones de lo que pasa y cada vez le cuesta mas controlar las transformaciones.


La historia es en realidad, una tragedia con tintes de horror. Somos testigos de la lucha del Dr. Jeckyll para mantenerse como un concepto relevante en su propio cuerpo y podemos imaginarnos mucho antes de que se termine la novela, como es que van a acabar las cosas (algo que extrañamente, no influye en el resultado final del libro).


Se toca mucho el tema de que la historia se trata sobre el bien contra el mal, pero es un poco difícil verlo así, tomando en cuenta que el Dr. Jeckyll no creo el suero para librarse de sus vicios, sino para disfrutarlos sin ser descubierto. El Dr. puede no ser malvado, pero no es exactamente virtuoso.

El tema central, tiene mas paralelos con el alcoholismo: Una persona se pierde a si misma por medio de un suero, y poco a poco empieza a desmantelar su propia vida.

Es gracioso, que al igual que en el alcoholismo, uno no puede evitar pensar que es la culpa de la misma victima, pero al parecer el suero es mucho mas fuerte que el. Ya sea el suero de Jeckyll o una botella de whisky.


El libro es buenísimo, un clásico sin duda alguna. Stevenson hace un gran trabajo con la narrativa, guiándonos a través de una historia que no es tan simple como parece. Se nota que el autor no pensó en esta obra a la ligera, sino que la nutrió desde que era solo una pequeña idea.


Les recomiendo ampliamente que se den el tiempo de leerla. Y si ya lo hicieron, pues, háganlo de nuevo. ¿Quien sabe?

Quizá no son las misma personas que cuando lo leyeron la primera vez.


Por: Javo Monzón

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo