Reseña: CÓDICE INFAME


En esta ocasión queridos cultistas, hablaremos de un libro muy interesante, en especial para aquellos que buscan ampliar su biblioteca con autores latinoamericanos, me refiero a “Códice Infame” del escritor peruano Carlos Carrillo.


Pero vayamos al inicio…


¿Quién es Carlos Carrillo?


Nacido en Lima, Perú en 1967. Es Magíster en Finanzas y Licenciado en Economía. Escritor gótico urbano (como él mismo se define); seguidor del inmortal H. P. Lovecraft, del creador de la plastinación Gunter Von Hagens, del asesino y pintor peruano Lu.Cu.Ma. (Luis Orlando Cuevas Manchego) y del cineasta Gordon Lewis, conocido como el padrino del gore.

Autor de la antología “Para Tenerlos Bajo Llave” (1994), libro considerado un hito en la literatura de horror grotesco en el Perú, el único clásico underground de la narrativa peruana, que fue vetado de las librerías por su alto grado de violencia y transgresión. En 2007 se publica la tercera edición, acompañada de un dvd con 3 relatos adaptados a cortometraje, 1 performance y además, el menú del dvd se acompaña de la canción “Karnyna & Aradia (Satan’s Whores)” de la banda de black metal peruana, Nahual.

Entre el 2015 y 2020, ha publicado cuentos en las antologías: “Abofeteando a un cadáver”, “Horrendos y fascinantes: Antología de cuentos peruanos sobre monstruos”, “Tenebra: Muestra de cuentos peruanos de terror”, “Horror Bizarro: Antología de Literatura Grotesca y Horror Queer”, “Nictoflia 2: Dossier Horror Erótico” y “Nictofilia 3: Dossier Steampunk + Terror”. Y su último libro es “Códice Infame” (Agosto 2020) con Pandemonium Editorial.



Pasando al centro de esta reseña, “Códice Infame” contiene 15 relatos compilados por Tania Huerta Pozo, escritora peruana de terror y amiga del Círculo Lovecraftiano & Horror.


* El primer relato, “Tan Denso Como Una Cruz Invertida”, trata a groso modo de un reportero que quiere entrevistar al único miembro de una banda de black metal ‘Magnum Innominandum’, quien tiene el pseudónimo de Yamé Tócoro, lo que en shipibo significa “sapo de la oscuridad”.

Este lenguaje shipibo pertenece al grupo étnico Shipibo-Conibo de la amazonia peruana. Como dato curioso, el nombre del pueblo se relaciona con los términos “mono” y “pez”, porque en el pasado se ennegrecían la frente, el mentón y toda la boca con un tinte natural de color negro, lo que los hacía parecerse a un mono al que llamaban shipi.

En este cuento vemos además todo el peso de una herencia maldita, un pasado familiar oscuro, al más puro estilo lovecraftiano. Se habla sobre estrellas de negras constelaciones llamadas Cháso Inón Chibáni y sirenas en ríos ocultos entre la selva. Yamé Tócoro, cuyo nombre real es Daniel Escudero, tiene estos conocimientos prohibidos gracias a su abuelo, que aún vive… además de una condición en la piel que le da una apariencia grotesca, con labios gruesos y ojos saltones, pliegues en el cuello y llagas en la cabeza. Daniel comenta sobre su abuelo:

“Lo recuerdo enormemente gordo, postrado en su cama, en esa habitación justo en el borde del río, lejos de la casa familiar… siempre lo veía devorar peces vivos... ”

Después, menciona que su música está inspirada en la música que escribió su abuelo:

“Es nuestro legado. ¡Yo soy el legado que continúa!”

Más adelante confiesa sobre la música original:

“— Esta es la partitura firmada por el músico que mi abuelo conoció en Francia, un virtuoso violinista alemán.”

Con estos pasajes nos damos una idea del trasfondo del relato, pero hay más. Sobre ‘Magnum Innominandum’ podemos recordar la frase de Lovecraft presente en el grimorio de Bloch, De Vermis Misteriis

"Tibi, magnum Innominandum, signa stellarum nigrarum et bufoniformis Sadoquae sigillum"

Lo que puede traducirse como "Para ti, el gran Innombrable, los signos de las estrellas negras y el sello del batracio Tsathoggua".

Con esto vamos al dios Tsathoggua, creado por Clark Ashton Smith y mencionado por primera vez en “El relato de Satampra Zeiros”:

“Nunca había visto una imagen de Tsathoggua, pero no tuve dificultad en reconocerle después de las descripciones que anteriormente escuchara. Tenía un aspecto achaparrado, abdomen prominente, y su cara se parecía más a la de un batracio monstruoso que a la de una deidad. Todo su cuerpo estaba cubierto por un pelaje corto, dando como resultado una mezcla entre murciélago y marmota. Sus somnolientos párpados caían casi cerrados sobre sus ojos globulares, mientras de sus gruesos labios salía la punta de una extraña lengua. En honor a la verdad, no se trataba de un dios acogedor, y por ello no me sorprendía que se hubiese extinguido su culto, atractivo sólo para hombres primitivos y de instintos brutales.”

Esta mezcla de horror cósmico con los tiempos modernos y la música black metal, se funden en una melodía infernal. No se siente como un pastiche, ya que los elementos se presentan de forma inteligente mezclados con folklore local y la trama fluye, dejando aquí y allá easter eggs que demuestran no solo la buena pluma del autor, sino un vasto conocimiento y verdadero amor por la obra de H. P. Lovecraft.


* Después tenemos el relato “No Me Gusta El Terror Visceral, Ni El Gore” donde vemos un cambio total del subgénero, lo cual se repite a lo largo del libro y esto lo hace muy dinámico (¡puntos para la compiladora!). Este relato trata Rodrigo Guillén, quien gusta de salir con chicas “T”, como “novios” para ahorrarse el pago de favores sexuales. Pero Rodrigo se encuentra con Xiomara, y comienza a enamorarse, solo que las cosas se vuelven perturbadoras cuando Xiomara le muestra a su hijo. Este relato cuenta con un excelente giro de tuerca cuando Xiomara confiesa:

“Mi abuela por parte de madre descendía de un linaje ancestral de las sacerdotisas de Quillapa Huillac.”

Rodrigo será parte de un ritual chimú lleno de magia sexual, sangre y semen, con resultados increíbles.


* Seguimos con “Retretis Bacilus”, un cuento corto al estilo de S. King o Matheson, donde se mezcla un drama filial, con algo de humor negro y una mancha informe en el retrete. Veremos a un angustiado niño llamado Andrés, tratar de comunicar a sus padres lo que ha encontrado en la taza del baño, pero su padre, que prefiere ver la televisión a pasar tiempo con su hijo, culpa las visiones de Andrés a la “basura” de libros y revistas que lee el menor.

“— ¿Esta es la basura que lees? —Leyó el título del libro en voz alta—: "Para todos los enfermos como yo". —Miró a su hijo con furia—. ¿Acaso te gusta ser un enfermo? ¿Te parece gracioso? ¡Acaso quieres ser un anormal como este... este Carlos Carrillo!”


* “Santa Por El Pueblo Marino Y Para El Pueblo Marino” es otra joya de horror lovecraftiano, que sigue con el tema de la herencia maldita, pero agrega algo de folklore local. La historia trata sobre Sarita Colonia, una “santa” que es adorada por la abuela de nuestra narradora y por muchas otras personas de este pueblo junto al mar, algo así como el niño Fidencio en México, es muy milagrosa, aunque las autoridades del Vaticano no permiten que sea canonizada.

La madre de Sarita cayó a un río y fue rescatada de la muerte milagrosamente: “pues tendría una hija predestinada a servir a su pueblo”. Nuestra narradora regresa a casa de su abuela, ya que es la única heredera, y descubre la verdadera relación entre su abuela y Sarita Colonia.


* “El Aroma Del Caldo De La Abuela” navegando en la web en busca de servicios sexuales, en especial por trans, Ernesto se encuentra con Luna, que promete el mejor de los servicios. Después del encuentro, Ernesto sufre un asalto y es rescatado por una matrona, una señora de antiguas costumbres…


* Después viene el relato “La Manifestación De La Bestia”, aquí el autor nos menciona creaturas extraordinarias del folklore regional:

“[…] el Kharisiri, una entidad que se alimenta de grasa humana, el Chullachaqui, una criatura que cambia de formas, el engañoso Apallimay y los demonios Japiñuñus. Sólo una de sus historias llamó mi atención: Uma, la cabeza voladora de la bruja.”

La historia trata sobre un joven que es herido por una criatura que no logra identificar, en un viaje a los bosques de Jauja en Junín para cazar pumas, sufre de convulsiones y es llevado de regreso a la ciudad para ser tratado en el hospital. Un mes después, mientras nuestro narrador se encuentra en una fiesta donde sufre otro episodio de fiebre convulsiva que además desata una serie sucesos sangrientos.


* “Unidos En La Gloria Del Señor” interesante relato distópico, en una realidad donde el partido Alianza Consolidada Cristiana llega al poder legislativo de Perú, imponiendo una dictadura religiosa extremista de lo más aterradora. Francisco nos narra su desdichada historia, al mantener una relación prohibida en secreto, y ser descubierto.


* En “La Voz De Karina” leeremos el destino de un gato que escapa de sus amos, para llegar de forma infortunada a la casa de Karina, y una vez más nos encontramos con un guiño a H. P. Lovecraft:

“En el mítico pueblo de Ulthar, Karina hubiese sido empalada ya que, en ese pueblo, a las orillas del río Ska, está prohibido matar un solo gato”.


* “El Torneo De Los Juegos Impíos” es un festín de excesos, placeres y tormentos sin igual; en donde la muerte, es el menor de los castigos asignados a los perdedores.


* “El Propósito De La Vida Según El Hombre De Allá Arriba” aquí nos encontramos con un noir estilo “Se7en”, con más diferencias que similitudes pero igual de retorcidos. Así, el detective Ricardo Castellanos y su colega Armando Montalvo tratan de encontrar al Descuartizador de los Pantanos, quien además de desmembrar a sus víctimas, les quemaba el rostro con ácido, al igual que las puntas de los dedos de manos y pies; y les extraía todos los dientes.

Al encontrar un tatuaje en una de las extremidades, la investigación avanza suficiente para encontrar a este asesino…


* “La Chica Más Blanca Del Primer Ciclo” escrita en colaboración con Glauconar Yue, es otro relato lovecraftiano que en lo personal me dejó con ganas de leer más sobre el personaje principal, Merhla Amorós… una chica albina, alternativa y rodeada de un aire de misterio. En el relato, Piero conoce a Merhla, se enamora, se acuestan, usan drogas, alucinan y todo lo normal para jóvenes universitarios de los 80’s; esto mientras a la par, en la ciudad se encuentran cadáveres de niñas descuartizadas, junto a un graffiti:

“… parecía dibujada con sangre fresca. Lucía como un emblema o una grotesca caricatura: dos ojos desorbitados y un par de labios gruesos de entre los cuales brotaban dientes afilados y una larga lengua.”


* Estoy pasando al siguiente relato porque quiero que lean el anterior sin ninguna pista extra que arruine su disfrute, más que esta: “La De La Idiota Sonrisa”, el siguiente cuento de la antología, esta vez sin ser colaboración, continúa hablando de Merhla; esta vez desde la perspectiva de la madre de Lourdes, preocupada por notar cambios alarmantes en su hija, y temiendo que esa chica albina que le resulta repugnante, este involucrada.


* Después tenemos “La Marcha De Los Ponzoñosos”, un giro divertido (siempre manteniendo la perversión) al tema de zombis.


* En “La Cofradía Del Babero De Satán”, lo que para Edson puede ser una oportunidad de ascender de posición laborar, termina en el descubrimiento de un culto a Satanás dentro de la corporación en la que trabaja.


* Para finalizar esta excelente compilación, tenemos “Una Última Perversión”, donde una pareja de jóvenes irreventes, fanáticos del ocultismo, roban un grimorio resguardado en un convento. Al leerlo, Pamela no descansará hasta conocer a la Suprema Abominación, para conocer el dolor que lleva al placer. Y lo logran.


Si esta reseña te ha convencido de conseguir esta antología, dejo el enlace a la tienda en línea: https://etherealbookstore.com/producto/codice-infame-198805

Si quieres escuchar más al respecto, te invitamos a nuestra siguiente reunión https://www.facebook.com/events/568551104567992, donde analizaremos el primer relato de la antología y tendremos la presencia del autor Carlos Carrillo (por cierto, hoy es su cumpleaños ¡Felicidades de parte del Círculo L&H!).


- Azazel

246 vistas0 comentarios